Sony presentó sensor miniatura para cámaras

La compañía nipona Sony, presentó un nuevo sensor para cámaras que básicamente, es tan pequeño que podría caber incluso en un reloj inteligente.

Se trata de un componente tan pequeño que cabe en cualquier dispositivo electrónico del mercado. Es un sensor que va mucho más allá de los modelos IMX318 o IMX298 que la compañía ha presentado hasta la fecha, y podría marcar un antes y un después en el mercado de las pulseras de actividad y los relojes inteligentes.

Este nuevo sensor tiene un tamaño de poco más de dos milímetros de ancho (si no se tiene en cuenta toda la circuitería, el tamaño del sensor es de 2,6 x 3,3 x 2,32 milímetros), mientras que el peso alcanza los 0,02 gramos (e incluso con todo el circuito instalado no supera los 0,1 gramos).

Dado que el tamaño no lo es todo, este sensor de Sony también puede presumir de un consumo de energía muy moderado: en ningún caso supera los 55 mW, y puede llegar incluso hasta los 8 mW. Teniendo en cuenta que está orientado a dispositivos que no pueden portar una gran batería, se trata de un dato fundamental -tan importante como el propio tamaño del sensor-.

Además de hacer fotografías, este sensor también inmortaliza vídeos. En este caso, es capaz de grabar vídeos a una velocidad de 60 fotogramas por segundo si se quiere aprovechar todo el tamaño, pero si se reduce la resolución hasta los 324 píxeles, la grabación puede alcanzar los 240 fps.