Usuarios de smartwatches y pulseras inteligentes podrían ser rastreados

0
7

De acuerdo a investigaciones realizadas por Kaspersky Lab la información personal que se suministra a los relojes inteligentes y pulseras de actividad física, podría estar siendo usada para rastrear al usuario, ya que los datos vaciados en el dispositivo, pueden acabar convertidos en herramientas de espionaje para recopilar las señales del pulsómetro y el giroscopio, para obtener información confidencial.

Los dispositivos de actividad física e incluso ciertas aplicaciones que en teoría tendría que realizar una labor puramente informativa también están realizado actividades de recolección de datos.

La seguridad de los dispositivos juega un papel fundamental en los smartwatches y las pulseras de fitness, que se han puesto muy de moda y suelen estar sincronizados con los smartphones. A esto hay que sumar sensores como el giroscopio y el pulsómetro, encargados de recopilar datos que luego pueden acabar en manos de terceros no autorizados.

Mediante algoritmos matemáticos que se ejecutan sobre la potencia de cálculo del wearable, es posible identificar patrones de comportamiento, periodos de tiempo, cuándo y dónde se movían los usuarios y durante cuánto tiempo. También se han podido identificar actividades más delicadas, como la introducción de una frase o contraseña en el ordenador (con una precisión de hasta el 96%), meter un código PIN en el cajero automático (aproximadamente del 87%) y desbloquear el teléfono móvil (aproximadamente un 64%).

Mediante la recopilación de datos se puede hallar un patrón de comportamiento único. Empezando con el correo electrónico para así identificar al usuario, que es suministrado al iniciar la aplicación por primera vez o mediante el acceso a las credenciales de cuenta de Google, tras pasar un tiempo se puede obtener información detallada de la víctima, incluyendo rutinas diarias y los momentos en los que introduce datos importantes.